Luchemos contra la Leishmania

Comienza la campaña de vacunación contra la Leishmania los meses de Febrero y Marzo. Una enfermedad que afecta a millones de perros en Europa y la cuál está en nuestras manos prevenir.

La Leishmania es responsable de una grave enfermedad (mortal en muchos casos) denominada leishmaniasis o leishmaniosis (también conocida como La enfermedad del Mosquito) y que afecta, generalmente, a perros además de otros vertebrados como marsupiales, roedores y primates al ser picados por un mosquito infectado por el virus.

Además, este tipo de enfermedad puede ser contagiada a humanos, unos 12 millones la padecen en todo el mundo en la actualidad.

¿Qué sabemos de la Leishmania?

La Leishmania es una grave enfermedad de la cual debemos proteger a nuestros perros. En los casos de detección tardía la enfermedad llega a ser mortal sí no se aplica el tratamiento adecuado y una posterior vigilancia de la evolución de la mascota (Tratamiento de animales enfermos, diagnóstico precoz y prevención).

El tratamiento de la Leishmaniosis canina es caro y de por vida

Si observas algún síntoma o sospechas que tu perro podría estar infectado, llévale a la clínica veterinaria cuanto antes para realizar una prueba serológica. El tratamiento será más exitoso si se inicia en las primeras fases de la enfermedad aunque la leishmaniosis canina se puede tratar, no curar. Siendo un tratamiento caro y de por vida, por lo que cómo entenderás, la mejor opción para proteger tu perro es la prevención.

“La única protección para tu perro es la prevención”

En España las regiones más afectadas son las de Andalucía, Aragón, Baleares, Cataluña, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Levante Madrid, Murcia… Se observa en otras regiones pero con menos intensidad.

mapa-leishmania-300x271

La temporada de peligro comienza con el calor, normalmente en mayo y finaliza en septiembre u octubre si se prolonga el verano, aunque en las zonas más cálidas de España, encontramos mosquitos prácticamente todo el año y, por consecuencia, el peligro existe todo el año.

¿Cuáles son los síntomas?

Os presentamos algunos de los síntomas más habituales que presenta esta gravísima enfermedad, sí detectas alguno de ellos en tu mascota no dudes en acudir cuanto antes a tu veterinario cuanto antes. Estos síntomas son cutáneos (Se puede apreciar a simple vista) y visceral (Afecta a los órganos internos de nuestra mascota).

Leishmaniosis cutánea:
• Zonas sin pelo, especialmente alrededor de los ojos, orejas y nariz
• Úlceras en la piel, habitualmente en las patas y en las zonas que están en contacto con el suelo cuando el animal se sienta o se tumba
• Crecimiento desproporcionado de las uñas
• Formación de nódulos (pequeños bultos)
• Pelaje deslucido y quebradizo

Leishmaniosis visceral:
• Fiebre
• Apatía
• Pérdida de peso
• Abdomen hinchado por el aumento del hígado (hepatomegalia)
• Alteración del riñón

Existen otros síntomas visibles como hemorragias nasales, diarreas, neumonía, conjuntivitis…

Sintomas-220x300

¿Cómo prevenir la Leishmania?

Cómo ya comentábamos anteriormente, “la única protección para tu perro es la prevención”.

Hoy en día la mayor eficacia contra la Leishmania la consigues con distintos repelentes al mosquito que podemos encontrar en el mercado. El producto más utilizado y más probado son los collares.

Algunas recomendaciones de prevención contra la Leishmania:
• Tratamiento con productos de aplicación externa, los formatos habituales son collares, sprays y pipetas
• Evitar que el animal duerma en el exterior, sobretodo en temporadas de calor
• Realizar controles sanguíneos al menos una vez al año

Hasta ahora no existían vacunas para su prevención pero ahora hay algunas que pueden suministrarse al perro desde los seis meses de vida, formando parte de un completo programa de distintas dosis administradas en intervalos de varias semanas, proporcionando al perro una defensa interna prolongada contra la leishmaniosis canina. Siendo necesario volver a vacunar al can cada año para prolongar su protección.

Si tienes cualquiere duda o presientes que tu mascota puede estar infestada de Leishmania, no dudes en ponerte en contacto con tu veterinario. Mejor “curarse en salud“, nunca mejor dicho…